Evangelio Hoy

Miércoles de la vigésima sexta semana del tiempo ordinarioseguirlo

Evangelio según San Lucas 9,57-62.

Mientras Jesús y sus discípulos iban caminando, alguien le dijo a Jesús: “¡Te seguiré adonde vayas!”.
Jesús le respondió: “Los zorros tienen sus cuevas y las aves del cielo sus nidos, pero el Hijo del hombre no tiene dónde reclinar la cabeza”.
Y dijo a otro: “Sígueme”. El respondió: “Permíteme que vaya primero a enterrar a mi padre”.
Pero Jesús le respondió: “Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú ve a anunciar el Reino de Dios”.
Otro le dijo: “Te seguiré, Señor, pero permíteme antes despedirme de los míos”.
Jesús le respondió: “El que ha puesto la mano en el arado y mira hacia atrás, no sirve para el Reino de Dios”.

Reflexionemos

Beato John Henry Newman (1801-1890), teólogo, fundador del Oratorio en Inglaterra
Meditaciones-Oraciones, Part III, 2,2 « Our Lord refuses sympathy »

“Te seguiré adondequiera que vayas.”

Jesús renunció, en el principio, a María y a José, así como a sus amigos íntimos que le profesaban simpatía. Cuando llegó el tiempo tuvo que renunciar a ellos… Quedémonos unos instantes cerca de María antes de seguir el camino de su Hijo. En una ocasión, Jesús prohibió a alguien que quería seguirle despedirse de los suyos. ¿No fue ésta la manera de actuar con su propia madre?

Oh María, pensamos en tu dolor de madre, causado por la despedida de tu hijo. ¿No es uno de los mayores dolores? ¿Cómo habéis soportado esta primera separación y pasado los primeros días, lejos de él? ¿Cómo habéis podido vivir estos tres años en los que no oímos hablar de ti, hasta el momento de la cruz?

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *