You are here:  Home  /   Quienes Somos

Quienes Somos

LMC OFICIAL LOGO

Quienes Somos en La Misión Católica!

Somos un grupo de bautizados comprometidos y concientes de nuestro compromiso bautismal, que uniendo dones y talentos deseamos participarles nuestro entusiasmo al sabernos amados por Dios de tal manera que podamos  transmitirles y contagiarles el deseo de salir a predicar, anunciar y proclamar el Evangelio en sus comunidades y en sus propios ambientes, respondiendo así al amor de Dios a cada dia, por medio de una vida de santidad y servicio a los demás.

id

Porque, “La Misión Católica”?

Porque? Porque nos hemos tomado muy en serio el mandato del Señor, porque creemos que como bautizados no podemos quedarnos de brazos cruzados sin hacer nada por transmitir la Buena Nueva que nosotros hemos recibido a través del bautismo, y nos invita y nos reta y nos provoca a hacer vida las Palabras del Señor en el mandato que anteriormente les presentamos.

Somos un grupo de Laicos comprometidos de la diócesis de Fresno California que deseamos vivir nuestro bautismo a plenitud y hemos hecho nuestra la Mision de Jesus como Católicos que somos y deseamos continuar Su Obra en este mundo de la manera que este a nuestro alcance, en este caso, usando los medios modernos y llegando, tal vez no fisicamente, pero si por medio del internet nos facilita nuestra misión de llegar a los rincones del mundo que tal vez fisicamente no pudiéramos hacerlos.

Es por eso que nos llamamos “La Mision Catolica” porque es misión de todo bautizado llevar a cabo el mandato que Dios nos encomendó.

Damos gracias a Dios por la confianza que a puesto en nuestras manos y nos esto solo nos compromete a dar lo mejor que humanamente podemos hacer y permitir que el Señor haga lo divino y que nosotros nunca pudiéramos hacer, lo hermoso, lo grande, lo bello… todo eso, lo hace el Señor y nosotros solo le pedimos nos deje ser el canal, el puente, el vaso, el instrumento que El necesita para llegar a los corazones de aquellos que vienen a nuestra pagina de internet o a la programación de Radio. El es quien lleva el control y a quien hemos confiado nuestro apostolado que aquí realizamos y solo a El le damos todo el honor y la gloria que por estos medios se reciben. Nada para nosotros, todo para El!!!

Oremos

Señor Jesús, para poder evangelizar necesito tenerte en el centro de mi vida. Y eso, ¿qué implica? Tenerte presente a lo largo de todo el día, en mis diversas actividades, para llegar a ser una persona de oración y de acción, que podrá presentar la belleza de tu amor con naturalidad y alegría, con astucia y constancia, de modo que, sobre todo mi testimonio, sea una ayuda para que otros quieran conocerte, amarte y seguirte.

Señor, me llamas a dedicarme a predicar tu Evangelio. ¡Qué privilegio el poder contribuir en la extensión de tu Reino! Para lograrlo, necesito aumentar mi fe y mi caridad, por ello te pido que esta oración sea el medio para fortalecer mi convicción de ser un auténtico discípulo y misionero de tu amor.
Ayúdame, Señor, a saber corresponder, con mi amor y servicio a los demás, el don de tu redención.

“Con Dios y por Dios, todo es posible y vale la pena”

envía

“Id Amigos”

Sois la semilla que ha de crecer,

sois la estrella que ha de brillar,

sois levadura, sois grano de sal,

antorcha que ha de alumbrar.

Sois la mañana que vuelve a nacer,

sois espiga que empieza a granar.

Sois aguijón y caricia a la vez,

testigos que voy a enviar.

Id, amigos, por el mundo,

anunciando el amor,

mensajeros de la vida,

de la paz y el perdón.

Sed, amigos, los testigos

de mi Resurrección.

Id llevando mi presencia.

¡Con vosotros estoy!

 Sois una llama que ha de encender

resplandores de fe y caridad.

Sois los pastores que han de guiar

al mundo por sendas de paz.

Sois los amigos que quise escoger,

sois palabra que intento gritar.

Sois reino nuevo que empieza a engendrar

justicia, amor y verdad.

Id, amigos, por el mundo,

anunciando el amor,

mensajeros de la vida,

de la paz y el perdón.

Sed, amigos, los testigos

de mi Resurrección.

Id llevando mi presencia.

¡Con vosotros estoy!

 Sois fuego y savia que vine a traer,

sois la ola que agita la mar.

La levadura pequeña de ayer

fermenta la masa del pan.

Una ciudad no se puede esconder,

ni los montes se han de ocultar.

En vuestras obras que buscan el bien

los hombres al Padre verán.

Id, amigos, por el mundo,

anunciando el amor,

mensajeros de la vida,

de la paz y el perdón.

Sed, amigos, los testigos

de mi Resurrección.

Id llevando mi presencia.

¡Con vosotros estoy!