Reflexión Cuaresmal

en cuaresmaMIERCOLES DE LA PRIMERA SEMANA DE CUARESMA

 

 

 

Leer textos: Jonás 3,1-10/ Salmo 50/ Lucas 11,29-32

 

Reflexión:

Predecir el futuro

 

¿Has notado que estamos rodeados de supuestos profetas? Enciendes la radio y escuchas atentamente lo que predice tu horóscopo sobre lo que deberás hacer o no hacer, decidir o no decidir el día de hoy. Luego enciendes la televisión y te aparecen aquellas señoras disfrazadas de gitanas que te invitan a llamarlas por teléfono para que te den las respuestas a tus problemas. Mas tarde vas al  mercado y te encuentras a las personas que te leer la mano, las cartas, el café, el cigarro… por recursos proféticos no paramos, eso si, hay que pagarles dinero. Podríamos pensar que es una característica de nuestros días, pero no. Este afán de querer conocer el futuro, de resolver los problemas mágicamente y tener control de los acontecimientos tal vez es tan viejo como el mismo hombre.  Podemos tomar esto como un juego, pero se vuelve un grave problema si hacemos depender nuestra vida y nuestra acciones de lo que digan esto supuestos profetas. Nos volvemos irresponsables, inseguros, temerosos, sobre todo al  momento de tomar decisiones importantes: vender o comprar algo, casarse, elegir una profesión, ayudar a alguien…

 

Jesús también tuvo que enfrentarse a la superstición y al afán de la gente por conocer el futuro: “Maestro, queremos ver un signo hecho por ti” (Mt. 12,38; 16,1-4). ¿Hubiera bastado esa señal para que creyeran en el? Jesús, utilizando los textos de la Escritura, se remonta al profeta Jonás y les dice que si la gente de Nínive fue capaz de convertirse con la advertencia de Jonás, no se explica como sus contemporáneos no le creen a El, que es mas que Jonás. De igual forma, en tiempos del rey Salomón, el cual era famoso por su sabiduría, la reina de Saba hizo un largo viaje para conocerlo, y en cambio los paisanos de Jesús no son capaces de reconocer que El es mas sabio que Salomón. La respuesta de Jesús a las señales que le piden es NO; porque realizar cosas espectaculares no garantiza que le crean y sobre todo que acepten su mensaje.

 

Hoy, nosotros nos encontramos rodeado de supuestos profetas que aparentemente nos dan señales, nuevas corrientes filosóficas, religiones disfrazadas de espiritualidad oriental, objetos mágicos… ¿Qué buscamos en ellos? ¿Cuáles señales? ¿Por qué recurrir a interpretaciones complicada y escondidas? ¿Acaso el mensaje del evangelio no es suficientemente claro? “Ama a Dios y a tu prójimo”. Pidan y se les dará, busquen y encontraran… cuando oren digan: “padre nuestro”. “Construyan su casa sobre la roca…”

 

Oración personal:

Líbrame Señor de buscar en los “profetas” de este tiempo la verdad que solo puedo encontrar en Ti. Que en todo momento sea Tu Palabra la guía que me conduzca por el sendero que me lleve hacia ti. Pido tu gracia para que así sea, Amen!

 

Propósito: Examinare la influencia que tienen estas practicas adivinatorias en mi vida, ¿dependo de ellas?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *