Oren por los que los desprecian y se aprovechan de ustedes

papa-francisco-levantando-dedo-mano-exhortando-060716Los pobres son una prioridad para la Iglesia. La Iglesia ama y prefiere aquellos a quienes Jesús amó y prefirió: Papa Francisco

“Oren por los responsables de la pobreza extrema, por los ricos que se deleitan inconscientes de las personas necesitadas en su puerta, y por los sacerdotes que hacen caso omiso de aquellos que están sufriendo”, así lo dijo el Papa Francisco a un grupo de personas que viven una existencia precaria

Pedir la conversión

“Eleven una oración por estas personas, deséenles lo mejor y pídanle a Jesús para que ellos se conviertan, les aseguro que si ustedes hacen esto, habrá una gran alegría en la iglesia, en el corazón y también en la amada Francia”, dijo el Papa su audiencia.

El Papa se reunió con alrededor de unas 200 personas provenientes de la provincia francesa de Lyon, que no tienen hogar, que viven en la pobreza extrema o hacen frente a una enfermedad o discapacidad.

El grupo fue en peregrinación a Roma con el cardenal Philippe Barbarin de Lyon y Todos Unidos con el movimiento por la dignidad del Cuarto Mundo, fundado por el Padre Joseph Wresinski, quien ministró a las familias necesitadas de las parroquias urbanas y rurales.

La misión encomendada por el Papa

En el encuentro con el grupo, realizado en el Aula Pablo VI del Vaticano, el Papa Francisco les dijo que tenía que pedirle un favor, o más bien, dijo, que les estaba dando una misión para llevar a cabo.

Se trata de una misión que sólo usted, en su pobreza puede ser capaz de lograr

Jesús fue muy duro y reprendió fuertemente a la gente que no abrazó el mensaje del padre, dijo el Papa recordando “el sermón de la montaña” de Jesús en el capítulo sexto del Evangelio de San Lucas.

Mientras que los pobres, hambrientos, excluidos y triste son bendecidos, Jesús dijo: “¡Ay de ustedes, los ricos, los saciados y los que ahora ríen”, dijo el Papa.

Cuando lo dice el hijo de Dios, la advertencia del “ay”, es alarmante, y Jesús dirigió esa advertencia a los ricos, a los sabios, a los que ahora ríen, a los que les gusta sentirse halagados… ¡Son unos hipócritas!

Les doy a ustedes la misión de orar por ellos para que el Señor les dé un cambio de corazón.

 

Además, el Papa pidió a los pobres que “oraran además por aquellos que son culpables de su pobreza y por tantas personas adineradas vestidas de púrpura y de lino fino, que comen con grandes banquetes sin darse cuenta de ese indigente en su puerta, hay tantos Lázaros deseosos de comer las sobras de la mesa”.

Oren también por los sacerdotes, los levitas, que, al ver aquel hombre golpeado y medio muerto, pasan por otro lado, miran hacia otro lado, porque no tienen compasión

Jesús se hizo pobre y experimentó la pobreza

Jesús eligió compartir su sufrimiento por amor, al convertirse en uno de ustedes: los despreciados por el hombre, los olvidados, los que no significa nada.

Cuando ustedes experimenten esta situación, no olviden que Jesús también experimentó esto. Es una prueba de que ustedes son preciosos a sus ojos y que Él está a su lado.

Los pobres son una prioridad para la Iglesia. La Iglesia, que ama y prefiere aquellos a quienes Jesús amó y prefirió, no puede descansar hasta que haya llegado a todos aquellos que experimentan el rechazo, la exclusión y que no significan nada para nadie.

No sólamente son personas capaces de encontrar a Cristo en los pobres, los pobres además ayudan a construir la paz en el mundo, son quienes nos recuerdan que somos hermanos y hermanas y que Dios es el Padre de todos.

Fuente: Pildorasdefe.net

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *