Evangelio Hoy

Jueves de la vigésima novena semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Lucas 12,49-53.

Jesús dijo a sus discípulos:
“Yo he venido a traer fuego sobre la tierra, ¡y cómo desearía que ya estuviera ardiendo!
Tengo que recibir un bautismo, ¡y qué angustia siento hasta que esto se cumpla plenamente!
¿Piensan ustedes que he venido a traer la paz a la tierra? No, les digo que he venido a traer la división.
De ahora en adelante, cinco miembros de una familia estarán divididos, tres contra dos y dos contra tres:
el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra”.
Reflexionemos

San Jerónimo (347-420)

sacerdote, traductor de la Biblia, doctor de la Iglesia

Comentario sobre Mateo 1:34-37

« Jesús, causa de división entre los hombres » (Trad. ©Evangelizo.org)

Cristo anuncia ahora lo que seguirá a su predicación. Frente al cristianismo, el mundo entero se dividió, unos se pusieron en contra de los otros. Cada casa tuvo sus incrédulos, sus creyentes, una guerra buena se ha llevado a cabo para romper una mala paz. Está escrito en el Génesis que Dios procedió más o menos así contra los hombres rebeldes que, venidos de Oriente, elevaban rápidamente una torre para penetrar a las alturas del cielo (Gn 11:1-9): puso entre ellos una guerra. De allí, la oración de David: dispersa, Señor, los pueblos que quieren la guerra (Sal 67:31). El orden es necesario en todo afecto. Ama a tu padre, ama a tu madre, ama a tus hijos después de amar a Dios. Si se vuelve inevitable poner en una báscula el amor de sus padres y de sus hijos con el amor de Dios sin que sea posible conservar los dos, entonces, no preferir los suyos es piedad hacia Dios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *